Publicamos a continuación la carta de un lector que evoca lúcidamente los peligros de las campañas ideológicas generadas por diversos actores de la sociedad burguesa sobre los recientes disturbios en los Estados Unidos. Las pocas líneas que publicamos subrayan que estas campañas constituyen un verdadero veneno contra la conciencia de clase del proletariado.
¿Para qué sirven los avances científicos en medicina y biotecnología de los que tanto presume el capitalismo? Bajo este sistema de explotación, regido por la ganancia, la acumulación y la guerra entre Estados nacionales, NUNCA SIRVE A LA HUMANIDAD, menos aún al proletariado. Así se demuestra con la incapacidad para encontrar una vacuna eficiente y rápida frente a la pandemia del COVID19. El capitalismo es un sistema social condenado por la historia y mientras no sea destruido sembrará de muerte y barbarie el planeta.
El asesinato policial en Estados Unidos y las movilizaciones antirracistas en protesta (ver nuestra denuncia en https://es.internationalism.org/content/4579/movilizaciones-antirracista... ) nos mueven a analizar desde un punto de vista histórico el papel de la esclavitud y del racismo como herramientas del Capital para dividir a los obreros y enturbiar su conciencia. Estados Unidos que presume de ser "el país más democrático del mundo" pasó de una esclavitud atroz a un sistema de segregación racial y actualmente a la barbarie policial. El proletariado tiene que comprender las raíces...
Respondemos a un lector que nos pide nuestra postura sobre unos recortes de prensa que defienden con una envoltura seudo-científica teorías conspiranoicas a propósito de la pandemia: esta habría sido artificialmente provocada por oscuros poderes capitalistas para eliminar a la población de mayor edad, para marchar hacia la guerra mundial o para aumentar el control sobre la población. Que al capitalismo no le faltan ganas de realizar todo eso es evidente, sin embargo, esas teorías conspiranoicas otorgan al capitalismo un poder omnipotente e ilimitado negando con ello su Decadencia y...
Este artículo se escribe en medio de la crisis mundial del Covid-19, una asombrosa confirmación de que estamos viviendo la fase terminal de la decadencia capitalista. La pandemia, que es producto de la relación profundamente distorsionada entre la humanidad y el mundo natural bajo el reinado del capital, pone de relieve el problema de la urbanización capitalista que los revolucionarios anteriores, en particular Engels y Bordiga, han analizado con cierta profundidad.  Este análisis proporciona elementos de comprensión de cómo será la vida social en el comunismo.  
Publicamos el segundo artículo de la Serie LOS SINDICATOS CONTRA LA CLASE OBRERA y que recoge los textos contenidos en nuestro folleto del mismo título. La lucha obrera para tener fuerza y defender sus condiciones de vida necesita ser TOMADA A CARGO por los propios obreros fuera y contra de los sindicatos. El primer artículo de la Serie se puede encontrar en https://es.internationalism.org/content/4575/los-sindicatos-contra-la-cl...
Desde Chile, simpatizantes de la CCI realizan una labor de discusión y clarificación que comparten con el medio proletario. En este caso la discusión ha versado sobre el llamado "movimiento estudiantil" que trata de desviar y encerrar en un planteamiento corporativo y de ilusoria "reforma" de la educación y la cultura capitalista, el malestar  creciente de los estudiantes que saben muy bien que para la INMENSA MAYORIA su destino es la precariedad, el desempleo y las más pésimas condiciones de trabajo y vida, es decir, LA PROLETARIZACION, formar parte de la clase obrera.
En Chile proliferaron desde la revuelta de octubre 2019 unas "asambleas populares" que son una farsa cuyo verdadero resultado es sabotear la formación de auténticas Asambleas Obreras, forma concreta de la autoorganización del proletariado y experiencia imprescindible en la lucha por la constitución en una situación revolucionaria de CONSEJOS OBREROS, órganos de unidad, conciencia y poder del proletariado. Saludamos la realización de este artículo obra de un compañero muy próximo a la CCI.

Páginas